Cine

‘Midori: La niña de las camelias’, un angustiante anime de horror surreal imposible de ver completo

En 1992 se proyectó ‘Midori: La niña de las camelias’ de manera completa, y nunca más se volvió a ver de la misma manera el anime de Hiroshi Harada

‘Midori: La niña de las camelias’, un angustiante anime de horror surreal imposible de ver completo

‘Midori: La niña de las camelias’, un angustiante anime de horror surreal imposible de ver completo - Especial (Cortesía)

En Japón entre la Era Meiji y la Era Showa circulaba entre la población una leyenda popular sobre una niña abandonada que comienza a vender plantas. La historia fue adaptada en un manga de la mano de Suehiro Maruo en el año 1984. Pero fue en 1992 que Hiroshi Harada estrenó ‘Midori: La niña de las camelias’ que se popularizó el cuento, con un angustiante anime de horror surrealista, que actualmente es imposible de ver completo.

En la historia del cine existen películas que por su contenido polémico, muchas veces son retiradas de circulación, o bien, censuradas como mínimo. Pero el caso de ‘Midori: La niña de las camelias es especial, pues si quieres ver este anime será imposible encontrarlo en su versión original, ni siquiera plataformas de streaming especializadas como Crunchyroll lo tienen disponible.

Te podría interesar: Nuevos clásicos: Películas de terror que puedes en streaming

La obra de Hiroshi Harada no fue bien recibida en el momento de su estreno, y eso es decir poco, porque los comentarios hacia la película fueron calificarla de detestable, cruda, y demasiado gráfica. Por tal motivo, se optó porque las autoridades de Japón revisaran el contenido, y su decisión fue destruir todas las copias originales de la cinta, a pesar de que ya se había estrenado.

Te podría interesar: Presagios del presente: 5 series animes futuristas imperdibles

Sin embargo, solamente se salvó una versión editada por el mismo Harada, aunque censurada y recortada al rededor de seis minutos, que se estrenó algún tiempo después. Y es que desde el inicio de la producción nadie se interesó en ‘Midori: La niña de las camelias’, al menos no de forma íntegra, por lo que el animador decidió hacer toda la cinta él solo.

Llevó 5 años terminar 'Midori: La niña de las camelias'

La realización de cada uno de los fotogramas y dibujos del anime le llevó a Hiroshi Harada, 5 años en terminarla, pues desde 1987 animó más de 5000 planos para su historia, la cual se estrenó bajo el título de Chika Gento Gekiga: Shojo Tsubaki, el 2 de mayo de 1992, convirtiéndose en la primera y única ocasión en la que se emitió de manera completa, antes de pasar por las 26 ediciones que las autoridades le impusieron.

La historia de este anime cuanta la vida de Midori, una niña de 12 años que acaba de pasar la muerte de su madre, quien fue devorada por ratas, y el abandono de su padre, por lo que decide vender camelias para seguir viviendo. Mientras se encuentra rondando las calles, se encuentra con alguien que la invita a quedarse en un circo para pasar ahí sus días.

Sin embargo, las personas ahí son de lo más perversas y retorcidas, y haciéndola pasar por abusos, violencia, y hasta casi ser esclava de los intérpretes de los actos atroces. Pero entre toda la agonía y dolor, encuentra a un mago enano del que se enamora y se casan, aunque el tramo final de la cinta es sumamente ambiguo, y nada revelador. A saber si las escenas perdidas resolvían esto, o solo traían más depravación y desesperanza.

¿Te consideras fan del anime?

0%
No 0%
Síguenos en

Jorge Ruiz

Periodista y amante del entretenimiento en general, los videojuegos, el cine y todo lo que pueda tratarse de la ciencia ficción. Constantemente estoy aprendiendo nuevos conocimientos sobre mí y el mundo que me rodea, no me cierro a nuevos gustos.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre streaming, series, cine, televisión y entretenimiento.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Cine

Síguenos