Crítica

Crítica: Joker, un mensaje político importante pero que se queda medias

El eterno enemigo de Batman llega con su propia película en solitario, en donde demuestra que no necesita de su contraparte para sostener una cinta por sí solo

Por Jorge Ruiz

-

Estrenada en 2019 llegó de la mano del director Todd Phillips, ‘Joker’ con Joaquin Phoenix como el protagonista que da vida al príncipe payaso del crimen, en una película que se enfoca en contar los orígenes de quien se convertirá en el enemigo más icónico del superhéroe de DC,  ‘Batman’.

Con mucha expectación llegó el estreno de esta película, pues semanas incluso meses antes de su lanzamiento, recibió elogios y críticas buenas antes de que el público general pudiera disfrutarla en las salas de cine, lo que hizo que las expectativas se elevaran tanto que incluso jugó en contra de la cinta.

Te podría interesar: Joaquin Phoenix protagonizará película de Ari Aster, director de 'Hereditary'

La historia del ‘Joker’ cuenta los orígenes de este villano, que en otras obras nunca ha tenido un nombre, pero aquí se hace llamar Arthur Fleck, un hombre que trabaja haciendo reír al público en un show que ofrece dentro de un bar, pero no le va muy bien en su carrera como comediante.

Te podría interesar: David Fincher: “Joker’ es una traición a los enfermos mentales”

Arthur vive con su madre en Ciudad Gótica, en donde se vive el desempleo y la inseguridad en cada esquina. Es cuando este personaje pierde su empleo y recibe una paliza por parte de unos chicos, que su compañero le ofrece un arma, y después de un altercado mata a unos jóvenes en el metro.

Un Joker diferente de la mente de Todd Phillips

Todd Phillips sabe muy bien qué implica el personaje que tiene entre manos, es por eso que envuelve al Joker en un aura de enfermedades mentales y problemas psicológicos que le sientan muy bien a la película, ya que no todo lo que pasa está claro si es verdad o si es solo la cabeza de Arthur Fleck.

Y no solo es el montaje sea así a propósito, porque aporta a que quizá son solo ideas que Arthur se hace en su cabeza, sino que además todos los otros elementos también ayudan a crear un ambiente, el cual se llena de enfermedad y decadencia, reflejando la caída a la locura del Joker.

Otro de los elementos que es importante dentro de cualquier producción es la música, que este caso está a cargo de la compositora islandesa Hildur Guðnadóttir, quien en gran parte es la encargada de dar la atmósfera a la película. Que con su chelo, interpreta que la historia de Arthur es solitaria y en caída.

Quizá el aspecto más destacable de la película y también el que más da personalidad a la película es la fotografía del director Lawrence Sher, quien optó por utilizar colores tonales que reflejan la enfermedad de Arthur y su inestabilidad, como si de su mente se viera este mundo podrido de Gotham City.

El mensaje político que transmite Joker

Ahora, Todd Phillips después de hacer la trilogía de ‘Hangover’, decidió tomar este proyecto y darle un aire más al cine de autor, ¿y lo logró? Bueno, sí, pero no. La película se ve y se siente como si fuera cine “serio”, el problema, es que estéticamente lo logra, y también intenta hacer algo con su guion, pero se queda en ‘intento’.

Han pasado dos años desde su estreno, y después de pasar por la película más de un par de veces, se sostiene, sí, es entretenida, sí, pero su trasfondo, su mensaje político es otra vez una victoria pírrica, un casi. Ha creado un ícono en el mundo real que ha servido como imagen para hacer levantar a las masas, sí, pero dentro de este mundo, hace falta algo más.

El slogan que se muestra en la película, ‘Matar a los ricos: Un nuevo movimiento’ es la bandera que persigue el mensaje de la película, pero incluso si esto pueda verse como protesta para quitar el capital a las personas más poderosas del planeta, este movimiento nace a partir de que Arthur asesina a 3 chicos en un metro.

Chicos que están involucrados en la empresa de Thomas Wayne, uno de los magnates más importantes de la ciudad y padre de Bruce Wayne, y que por este asesinato, Thomas adopta una postura que hace que todo Ciudad Gótica inicie una protesta, de la cual Arthur Fleck es la imagen.

De matar a 3 chicos en el metro, a matar a los ricos hay una diferencia, incluso cuando no se muestra la muerte de ninguno de ellos. Sin embargo, este es el único lastre que acarrea la película, pues a pesar de no ser la obra maestra que se presumió antes de su estreno, sí hace un gran trabajo en reflejar el ascenso del Joker, y su decadencia a la locura.

¿Estás de acuerdo con la crítica a 'Joker'?

0%
No 0%
Opino diferente 0%

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre streaming, series, cine, televisión y entretenimiento.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Crítica