Crítica

Crítica: ‘Manchester junto al mar’, la desgarradora carga del pasado

La película de Kenneth Lonergan es una de las historias más desgarradoras sobre la carga del pasado y la influencia que tiene sobre las decisiones en la vida

Por Jorge Ruiz

-
Crítica: Manchester junto al mar, desgarradora carga del pasado

Crítica: Manchester junto al mar, desgarradora carga del pasado - Especial (Cortesía)

En la vida existen momentos de los que no somos capaces de influir en su resultado, y por más que queramos, nunca vamos a poder cambiarlo, y lo único que queda es aprender a vivir con las consecuencias. ‘Manchester junto al mar’ explora esos temas a través de uno de los duelos más difíciles, la desgarradora pérdida de un ser querido.

Aquel año de 2016 en que se estrenó ‘Manchester junto al mar’ fue una etapa en la que Hollywood había estrenado algunas de las grandes producciones de la década, ‘Hasta el último hombre’ de Mel Gibson, ‘Animales nocturnos’ de Tom Ford o una de las obras maestras de Denis Villeneuve, ‘La Llegada’, con la cuales la cinta de Kenneth Lonergan competía en la carrera a los Óscar.

Te podría interesar: Crítica: ‘Una joven prometedora’, incómoda ante ciertos ojos

La celebración de los premios de la Academia de 2016 nominó a ‘Manchester junto al mar’ en las categorías más importantes de la gala, como ‘Mejor película’, ‘Mejor director’, ‘Mejor actor’ y de reparto, ‘Mejor actriz de reparto’, y ‘Mejor guion original’. En las cuales solamente ganó Casey Affleck, y Kenneth Lonergan en su trabajo como guionista.

Te podría interesar: Crítica: ‘Nomadland’ las consecuencias del capitalismo voraz

El elenco ‘Manchester junto al mar’ está conformado por un Casey Affleck en su mejor momento actoral, Michelle Willliams en una de sus interpretaciones más sentidas, Lucas Hedge tan brillante como es usual en él, y Kyle Chandler, recientemente conocido en el ‘Monsterverse’ de Legendary. Uno de los repartos más sosegados para una cinta igual de solemne.

Los recuerdos del pasado

La historia de esta cinta sigue a Lee Chandler, un hombre que por dificultades de la vida, se ve obligado a regresar a su ciudad de origen, en donde intentará ser el tutor de su sobrino, Pactrick. Ahí es donde tendrá que aprender a ser una nueva figura paternal para el hijo de su hermano Joe Chandler, pero al mismo tiempo lidiar con los recuerdos de su pasado.

Los guiones de Lonergan se caracterizan por contar tramas complejas sobre temas complicados sobre la vida diaria humana, no se excede en su narrativa, no pretende analizar la condición humana, más bien quiere explorar los rincones de nuestra mente que cargan las memorias del pasado, y contar cómo poco a poco se va cayendo en la decadencia.

La dirección en toda la filmografía del estadounidense es caracterizada por la sencillez, en todos los aspectos. Los detalles de la historia son revelados poco a poco y a través de las decisiones de sus personajes. Y eso es lo que guía toda la trama, sus protagonistas realmente se sienten como personas que reaccionan a su situación y actúan en consecuencia.

Las actuaciones

Y hablando de sus personajes, las actuaciones son de lo mejor en la carrera de Casey Affleck y Michelle Williams, una ex pareja de esposos que no han sabido superar los traumas de su pasado, y que intentan reponerse para dialogar los motivos de sus separación. Y es en esa escena en donde los dos actores demuestran su calidad.

Hubo comentarios en su momento de estreno que mencionaron que el ritmo de la cinta es lento, y es verdad, pero no es una decisión fortuita. El ambiente es pausado, y deprimente para transmitir el sentimiento de su protagonista, y sí, hay otras cintas que también son sosegadas y no logran su cometido. La diferencia es que en ‘Manchester junto al mar’ se siente real.

También es verdad que el aire general de la cinta pareciera sumergirse en el pesimismo y la negatividad, dado que todo lo que le pasa a los protagonistas son situaciones realmente fuertes y tristes. Pero es que la cinta no pretende hacernos vivir toda la decadencia de sus personajes para que al final contraste con un desenlace feliz, no, la vida está llena de golpes uno tras otro, y para algunos nunca llega ese momento de positividad.

En general, la historia de ‘Manchester junto al mar’ es una de las más sentidas y reales que se dejan de las tramas motivacionales, para contarnos una vida trágica y llena de hoyos que han afectado a una persona hasta el punto de cambiar su forma de ver la vida. Sí, hay momentos de felicidad, pero el mensaje final de la cinta es el de saber que la estancia en el planeta tierra será una llena de sufrimiento, dolor y penas que nos hacen humanos.

¿Estás de acuerdo con esta crítica?

0%
No 0%

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre streaming, series, cine, televisión y entretenimiento.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Crítica