Crítica

‘Las tres muertes de Marisela Escobedo’ el documental que cimbra Netflix México

Puede perdonar el corazón, pero la historia y la memoria nunca. ‘Las tres muertes de Marisela Escobedo’, reflejan el peregrinar de las mujeres en México, entre desapariciones forzadas y las garras del feminicidio, una realidad latente

Por Karen Magallanes

- 15/10/2020 06:20

‘Las tres muertes de Marisela Escobedo’ el documental que cimbra Netflix México - null (Foto: Especial)

¿Perder el miedo a la muerte? Eso es precisamente lo que Maricela Escobedo perdió, justo cuando a su hija Rubí le arrebataron la vida y las autoridades mexicanas se quedaron de brazos cruzados. Una madre desesperada que prometió hacerle justicia a su hija, pero también a las víctimas de feminicidio.

Este 14 de octubre, Netflix estrenó ‘Las tres muertes de Marisela Escobedo’, un documental que no solo refleja la muerte de Rubi y el duro peregrinar de su madre para conseguir que su crimen no quedara impune, sino que es el espejo del feminicidio, no como un hecho actual, sino como una realidad que ha golpeado al país, desde siempre.

Marisela Escobedo, se enfrentó a las autoridades mexicanas, le perdió el miedo a la muerte en un Ciudad Juárez, Chihuahua, una ciudad en la que bien describe un fragmento del documental: “ser mujer, es casi una sentencia de muerte”, señalado así por medios de comunicación.

Te puede interesar: El caso Watts, el documental de Netflix sobre un crimen real

Con una documentación entre miembros y allegados de la familia Escobedo, además de autoridades inmersas en el caso, así como activistas, el material muestra de manera contundente no solo cómo a Marisela le mataron a su hija, sino cómo fue también, víctima de la violencia, la impunidad y el desinterés de la “justicia”.

A un día de su estreno, el documental ha hecho cimbrar a Netflix México, con esa mirada profunda y que sensibiliza ante el tema de la violencia de género. Y si algo hay que reconocer en ese sentido, es que, los testimonios y la línea narrativa de la historia, son capaces de profundizar en la memoria colectiva, son revictimizar ni a Marisela, ni Rubí.

La producción bien atina en documentar testimonios de los hijos de la que se convirtiera en la mujer más valiente de Juárez, pero también, de abogados incluidos en el caso, de autoridades gubernamentales, activistas, testigos y miembros de la Comisión de Derechos Humanos, y todos coinciden en un mismo son: la justicia le falló a Marisela, y les ha fallado a las mujeres.

Les falló desde el momento en que una madre tiene que buscar hacer valer la ley para encarcelar a los culpables, haciendo labores de búsqueda, de rastreo, y casi hasta de arresto. El dolor emerge cuando son ellas mismas quienes tienen que buscar, incluso hasta en el lugar más recóndito, rastros de sus hijos, con una profunda esperanza, si no de encontrarlos vivos, sí poder velarlos.

Todas somos Rubí, todas somos Marisela

El asesinato de Rubí Marisol, es lo que detonó la historia. Fue asesinada por su pareja Sergio Rafael Barraza durante 2008 cuando la joven contaba con apenas 16 años de edad, los informes indicaban que, vivía con su agresor, padre de su pequeña hija, pero desapareció sin dejar rastro.

‘Las tres muertes de Marisela Escobedo’ el documental que cimbra Netflix México 

Hermanos de Rubí, y su madre, comenzaron a sospechar que las cosas no andaban bien, entonces comienza la búsqueda exhaustiva, ofreciendo recompensa por información que los llevara a encontrar a Sergio. Luego de un tiempo, el agresor confiesa haber asesinado y quemado a su pareja, y haber abandonado su cuerpo en un basurero.

A pesar del trabajo realizado por Marisela y Familia, el crimen de Sergio no alcanzó sentencia y las autoridades consideraron no tener pruebas suficientes para la condena. La impunidad no venció a la madre, y buscó los medios para que Barraza pagara por el crimen.

Después de meses de búsqueda, Masisela logró encontrarlo, pero en un operativo fallido, el agresor se les escapó a las autoridades que se vieron rebasadas por su astucia. Barraza se habría integrado a las filas de la célula delictiva “Los zetas”, y cobrado poder dentro de la misma en la que era respetado.

Sin cansancio y convencida de hacer justicia para su hija, Marisela fue asesinada en diciembre de 2016 a manos de un supuesto sicario a las puertas del Palacio de Gobierno de Chihuahua. Frente al órgano al que exigía no lo imposible, sino el derecho de justicia que su hija y las víctimas de feminicidio, merecen, como último recurso.

Así, Marisela, quien fue la voz de Rubí, se convirtió en el grito desesperado de miles decenas de mujeres que en México, son víctimas de violencia de género diariamente. Marisela no quería admiración, no pensaba en ser un ejemplo, era una mujer comprometida en hacer eco para que los órganos competentes, realizaran lo que se debía y que ella sola había demostrado se podía conseguir.

Tras su muerte, Chiuahua, conocida como “la ciudad de las muertas de Juárez”, porque en ese entonces, el término feminicidio no se había acopado, la ciudadanía despertó, y se unió en marchas que suplicaban lo mismo que ocurre con las actuales: justicia.

Y tras años, de haber ocurrido el crimen de Marisela y Rubí, sus casos siguen siendo a diario, diferentes nombres, diferentes rostros, diferentes ciudades, pero todos, con el mismo clamor. Al final de día, todas somos Rubí, todas somos Marisela y la lucha continúa y no va a parar.

‘Las tres muertes de Marisela Escobedo’, es no solo una documentación de un crimen, sino una recopilación que cimbra en el alma, en cuerpo, y en la memoria de un México convencido a no olvidar.

¿Conoces el caso real de este documental?

0%
No 0%

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre streaming, series, cine, televisión y entretenimiento.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Crítica