Netflix

No solo Bad Bunny, Luis Gerardo Méndez debuta en 'Narcos: México' como lo más complejo de su carrera

Luis Gerardo Méndez se ha enfrentado al reto más complejo de su carrera como actor en 'Narcos: México' en donde debutó con Bad Bunny en la temporada tres 

Por Karen Magallanes

- 06 de Noviembre de 2021 - 14:13 hs
No solo Bad Bunny, Luis Gerardo Méndez debuta en 'Narcos: México' como lo más complejo de su carrera

No solo Bad Bunny, Luis Gerardo Méndez debuta en 'Narcos: México' como lo más complejo de su carrera - Especial: NaciónFlix (Netflix)

Ha sido todo un éxito y un fenómeno como era de esperarse y como había sucedido con sus dos entregas anteriores, todos hablan del estreno de la tercera temporada de 'Narcos: México' que llegó al catálogo de streaming de Netflix el 5 de noviembre como su entrega final para esta franquicia. Además del debut del cantante de trap Bad Bunny, otra de las esperadas sorpresas fue la actuación del actor mexicano Luis Gerardo Méndez, quien dio un giro a lo que el público está acostumbrado a ver de él. 

A pesar de que la mayor atención de la audiencia estaba enfocada en ver la actuación especial de Bad Bunny en la tercera temporada de 'Narcos: México', puesto que es una de las estrellas de la música urbana del momento, Luis Gerardo Méndez hizo lo suyo, con una impecable actuación que ha sido considerada por él mismo, como una de las más complejas de toda su carrera, después de consagrarse con éxitos como 'Nosotros los Nobles' y 'Club de Cuervos'.

Te puede interesar: ¿Quién es Bad Bunny en Narcos 3, la serie de Netflix?

En esta temporada final de la serie criminal, basada en hechos reales, Luis Gerardo interpreta a Víctor Tapia, un personaje fundamental e importante en los nuevos episodios que marcan esta despedida, y que a decir del actor, ha sido uno de los más complejos que le ha tocado interpretar, pero aceptó el reto porque le ha parecido verdaderamente emocionante. En entrevista para Entertainment Tonight, reveló un poco de lo que ha sido esta aventura. 

Ha sido probablemente uno de los personajes más complejos que he hecho, lo que fue muy emocionante al principio por todo el trabajo que se necesitaba hacer", señala Méndez. 

Especificó que no solo se trata del cambio físico que significó darle vida al agente Víctor Tapia, sino documentarse y saber cuáles serían las respuestas a todo lo que debía decir, representaban también un cambio en sus diálogos, algo distinto a todos sus personajes. 

Te puede interesar: Los gánsteres que no olvidan: Películas y series sobre la mafia

No solo el cambio físico de poner todo el peso para ello, sino también responder a todas estas preguntas sobre ¿Qué es la integridad?”, añadió. 

Víctor Tapia es a quien da vida Luis Gerardo en esta trama de crimen, acción y hechos reales que se basa en los criminales y narcotraficantes de México, país de donde el actor es originario. Su personaje es un policía quien se enfrenta a situaciones imposibles e insospechadas. Acorralado entre la espada y la pared, se cuestiona qué es lo que en realidad tiene qué hacer en esta llamada "guerra" y decidir si está del lado del bien, o del mal. 

La historia que me toca contar a mí es todo el tema de los feminicidios en Ciudad Juárez, que para mí es el problema más grande que tenemos en este país a la fecha", cuenta el actor. 

Méndez es consciente que en México, según  Amnistía Internacional, cada día 10 mujeres son asesinadas en el país y no es algo actual, sino que viene de muchos años atrás. Con su personaje, se sitúa en la década de los 90, una época en la que la violencia y los crímenes hacia mujeres incrementaron a raíz del narcotráfico. Por lo que le ha parecido interesante expandir la visión de las consecuencias que estas células generaron en los territorios por los que peleaban. 

Viene de los años 90, por el aumento de la violencia y los crímenes a raíz del narcotráfico. Esta temporada hace un trabajo muy interesante en expandir la visión de las consecuencias de esta guerra alrededor de los territorios donde estas cosas suceden”, abunda sobre la situación. 

Subir de peso no fue lo complicado, Víctor Tapia es el dilema humano 

Detalla que cuando el personaje le fue ofrecido por los productores en Estados Unidos, previo se le invitó a comer para conocerlo y saber más sobre él. Horas más tarde, su agente le confirmó que el papel de Víctor Tapia no sería para él, lo habían notado bajo de peso para un personaje como el que se le quería asignar. Él estaba convencido de que podía hacerlo y confió en que podía subir de peso. 

Yo les dije que podía cambiar y subir de peso, soy actor, así que me tomaron la palabra muy en serio, y yo quería representar a este personaje con otro peso, física y emocionalmente". 

Fueron trece kilos los que tuvo que subir para meterse en la piel de Víctor Tapia, y quizás fue la parte más sencilla dentro de esa complejidad que el personaje le ha significado. Comenzó a cuestionarse qué es la integridad y qué era para un policía de Ciudad Juárez en los 90, sobre todo para uno que descubre el fenómeno de las mujeres asesinadas en Chihuahua. 

De ahí pude pensar qué es la integridad para un policía en los 90, en Ciudad Juárez y que empieza a descubrir este terrible fenómeno de las mujeres asesinadas, no se puede poner más complicado que eso”.

No tenía la idea de convertirse en un villano, sino de mostrar el lado más real de Víctor como persona ante todas las situaciones que estaba viviendo. Algunos detalles de su propia vida lo llevaron a construir mejor su personaje, pues según relata, su padre fue médico y trabajó muchos años para la policía, por lo que tenía presentes a los compañeros y entendía el lenguaje con el que se hablaban.

"Tuve la oportunidad de encontrarme con una persona en Ciudad Juárez que fue policía en los 90 y de ahí pude entender el punto de vista de mi personaje, él me contaba que les llegaban sobres que tenían que aceptar y que quería decir que ya estaban trabajando con el narco, les daban un radio y tenían que estar disponibles todo el tiempo, así fueran las 3 de la mañana, y desde ahí les decían lo que tenían que hacer, además de su trabajo como policías”, sostiene. 

El público definitivamente centra su atención en los personajes que se involucran directamente en el narco, pero Luis Gerardo Méndez le ha dado la vuelta a todo eso para hacer de su personaje como Víctor Tapia, uno de los mejores y más sobresalientes de esta tercera temporada de 'Narcos: México' en Netflix, pues es la representación de los dilemas morales que tenemos todos en la vida, y es el mismo que nos hace cuestionarnos qué es lo que queremos contra lo que debemos hacer. 

Como el actor cuenta, la tercera temporada con la que se despide 'Narcos: México', parte del encarcelamiento de Félix Gallardo, ya con el capo en prisión, el resto de los cárteles comienzan su etapa de independencia pero aunando una cruda guerra entre ellos y contra el gobierno. Una etapa que a él mismo le tocó vivir en México en los 90, que considera, fue muy dura para el pueblo. 

Es una gran temporada, pero sobre todo muy dolorosa y necesaria”, describe a la entrega final. 

Más allá de su personaje, Méndez comprende que su relación con la serie es muy particular, y sobrepone que el hecho de que las series de narcos llamen la atención, no es necesariamente por la apología del delito, sino porque te llegas a identificar de una u otra forma, porque se sumerge en escenarios reales que a muchos le ha tocado vivir. 

Click para cargar encuesta
Síguenos en

Karen Magallanes

Comunicóloga con experiencia en periodismo digital. Inicié en la investigación, cubrí la fuente policíaca, educativa y de salud, ahora en el mundo del entretenimiento. Seguidora de las series policiales, documentales y fanática del cine bélico, el terror y el rock.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre streaming, series, cine, televisión y entretenimiento.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Netflix

Síguenos